Uso de la lengua: la imprenta, primeros productos

Elige la opción correcta en cada caso

C1/C2
  PDF imprimible  •    Soluciones
Gutenberg trabajó muchos años perfeccionando las distintas partes de su invención. No se sabe exactamente cuánto tiempo, pero hacia 1451 ya tenía todo
para comenzar a imprimir.
Distintas fuentes
su estancia en Maguncia a partir de octubre de 1448. Firmó un contrato de préstamo por 150 florines con su primo Arnold Gelthus. Se cree que Gutenberg invirtió el préstamo
la construcción de un taller de impresión. Buscó contacto con otros financistas, como el empresario Johannes Fust. Alrededor de 1449 este le dio un préstamo sin intereses de 800 florines y recibió el equipo que había comprado con el dinero, como prenda.
En 1450, los experimentos de Gutenberg estaban tan avanzados que comenzó a
e imprimir pequeños libros y volantes de una sola hoja. Las primeras impresiones atribuidas
Gutenberg se pueden dividir en dos grupos. Por un lado, las pequeñas impresiones como diccionarios, gramáticas cortas, indulgencias y calendarios; y por otro lado, la llamada Biblia de Gutenberg, también conocida como Biblia de 42 líneas.​ Durante mucho tiempo se creyó que hacia 1449 había impreso el llamado Misal de Constanza, pero actualmente se estima que no es así.
Gutenberg no calculó bien el tiempo que le
poner en marcha su invento, por lo que antes de finalizar se quedó sin dinero. En 1452 nuevamente solicitó crédito a Johann Fust, quien esta vez se negó; y ante la
del prestamista, Gutenberg le ofreció formar una sociedad. Fust aceptó,
otros 800 florines, pero delegó la vigilancia de los trabajos a su sobrino, Peter Schöffer, quien se puso a trabajar codo a codo con Gutenberg, al tiempo que vigilaba la inversión de su tío.
Gutenberg volvió a quedarse sin dinero, cuando ya estaba
de terminar las 180 biblias que se había propuesto. Pero Johann Fust no quiso ampliarle el crédito, dio por
las deudas, se quedó con los implementos de la imprenta y puso al frente de ella a su sobrino, experimentado ya en las nuevas artes de la impresión como socio-aprendiz de Gutenberg.
Peter Schöffer terminó el cometido que inició su maestro y las biblias fueron vendidas rápidamente a altos cargos del clero, incluida la Santa Sede, a muy buen precio. Pronto empezaron a
encargos de nuevos trabajos. La rapidez de la ejecución fue sin duda el detonante de su expansión, puesto que antes la entrega de un solo libro manuscrito podía tardar años.
La biblia demoró aproximadamente 2 años en
impresa. Los primeros ejemplares se exhibieron en la feria comercial de Frankfurt de 1454. Se hicieron 180 copias, cada una de 1200 páginas. Unas pocas se imprimieron en vitela, y la gran mayoría en papel. Hoy día sobreviven no más de 50 de estas biblias; unas 12 en vitela y el resto en papel. En España se conservan dos, una completa en Burgos​ y otra solo con el Nuevo Testamento, en Sevilla
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

 Comprobar