Uso de la lengua: Analfabetismo en África

Elige la opción correcta en cada caso

C1/C2
  PDF imprimible  •    Soluciones
El analfabetismo es uno de los mayores problemas que
el continente africano. En primer lugar, porque es una de las regiones más extensas del mundo, agobiada por la más alta tasa de analfabetismo: sobre el 40% de la población mayor de 15 años. Es, asimismo, la zona del planeta donde se
con mayor claridad la presencia de factores que contribuyen al analfabetismo: la proporción más alta de niños y niñas que no tienen acceso a la educación primaria, o que abandonan tempranamente la escuela (40%); o que ni
han llegado a adquirir las aptitudes básicas al finalizar la enseñanza primaria (50%), con un alto riesgo de quedar
en el analfabetismo.
En la declaración de las Naciones Unidas, dentro del
del Decenio de la Alfabetización (2003-2012), se reafirma que esta constituye el
básico del derecho humano fundamental a la educación.
En este derecho se distinguen una serie de características esenciales: es inseparable del reconocimiento de la dignidad humana y, por tanto, tiene una dimensión universal en el
de que es reconocido para todas las personas, independientemente
su origen social, género, raza, etnia o edad
De los 907 millones de personas analfabetas, el 13,89%
jóvenes de 15 a 24 años, y más del 60% ,es decir, 2 de cada 3, son mujeres. Además, 250 millones de niños en edad de cursar educación Primaria, asistan o no a la escuela,
de las competencias básicas de lectura y escritura, y 57 millones no asisten a la escuela. Desde la ONU se advierte de que, de no poner
a esta situación, los países con mayores tasas de analfabetismo no podrán acceder a niveles elementales de desarrollo.
África tiene una de las mortalidades más altas del mundo, una de las esperanzas de vida más bajas (48 años) y uno de los índices más altos de personas analfabetas, que supera el 70% en las zonas rurales. En el municipio de Kibala, (Kwanza Sul), situado en el Centro de Angola, una de las zonas más conflictivas durante la guerra civil (1975-2002), ​Manos Unidas financia desde 2007 a la Congregación de las Hijas de la Caridad en la realización de programas de alfabetización, especialmente entre la población rural. Actualmente se está
a 13 alfabetizadores rurales y comprando material didáctico y libros, todo ello beneficiando directamente a 1.153 personas e indirectamente a 5.000.
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

 Comprobar