Compartir

Pluscuamperfecto de indicativo - Forma y usos

Material para aprender español  •  En Gramática

En gramática, los tiempos "perfectos" son aquellos que se refieren a acciones acabadas, completas. En esta línea, se puede afirmar que el pretérito pluscuamperfecto es un tiempo perfectivo del español que sirve para hablar de acciones pasadas anteriores a otro pasado. En este artículo vamos a explicar con detalle tanto la forma como los usos de este tiempo verbal.


Formación del pluscuamperfecto de indicativo


En primer lugar, vamos a ver cómo se forman los verbos en el pluscuamperfecto de indicativo y empezaremos diciendo que, al tratarse de un tiempo compuesto, necesitamos un verbo auxiliar que irá seguido de un participio. Más concretamente, el pluscuamperfecto se forma con el pretérito imperfecto de indicativo del auxiliar "haber" y el participio de un verbo principal, como se puede observar a continuación.


hablar comer vivir

yo

había
hablado

había
comido

había
vivido

habías
hablado

habías
comido

habías
vivido

el/ella/ud.

había
hablado

había
comido

había
vivido

nosotros

habíamos
hablado

habíamos
comido

habíamos
vivido

vosotros

habíais
hablado

habíais
comido

habíais
vivido

ellos/ellas/uds.

habían
hablado

habían
comido

habían
vivido


Participios irregulares


Los participios regulares en español se forman, como vemos, eliminando la terminación del infinitivo (-ar, -er, -ir) y añadiendo -ado para los verbos de la primera conjugación (-ar), o -ido si son de la segunda (-er) y tercera (-ir) conjugación. Sin embargo, hay algunos participios irregulares que no siguen ese patrón y hay que aprenderlos para conjugar correctamente los tiempos compuestos como el que estamos tratando en estas líneas.


Estos son algunos de los más importantes:


  • hacer - hecho
  • decir - dicho
  • abrir - abierto
  • absolver - absuelto
  • cubrir - cubierto
  • escribir - escrito
  • morir - muerto
  • poner - puesto
  • romper - roto
  • ver - visto
  • volver - vuelto
  • decir - dicho


Los verbos compuestos que derivan de los anteriores también son irregulares. Ej.: descubrir - descubierto.


Usos del pretérito pluscuamperfecto


a) Como ya hemos dicho, este tiempo se emplea para hacer referencia a acciones o situaciones pasadas terminadas antes de otra acción o situación también pasada. Por lo general, la otra acción va en pretérito perfecto simple (también llamado pretérito indefinido), aunque puede ir en otros pretéritos.


  • Cuando llegué a casa, mi programa favorito ya había empezado.
  • Nosotros ya habíamos salido cuando llamaste por teléfono.


b) Con una expresión de tiempo utilizada como punto de referencia.


  • Antes del mediodía, todas las presentaciones habían finalizado.
  • Al final de la tarde, ninguno de nosotros había terminado sus tareas.


c) Para referirnos a experiencias ocurridas por primera vez, es decir, que nunca antes habían pasado. En estos casos es frecuente usar adverbios como nunca y jamás.


  • Nunca había visto algo así.
  • Jamás habían sentido tanta felicidad como ese día.


d) En ciertas oraciones de estilo indirecto en las que el verbo introductor suele ir en pretérito perfecto simple.


  • Alberto nos contó que había dejado su trabajo.
  • La profesora nos dijo que todos habíamos aprobado el examen de español.


Ya y todavía


En muchas ocasiones, el pretérito pluscuamperfecto va acompañado de los adverbios ya o todavía. Con el primero nos referimos a una acción realizada antes de cierto momento del pasado; con todavía (o su sinónimo aún) ocurre lo contrario, pues sirve para expresar que no se había realizado la acción antes de un momento pasado (en este caso también aparece el adverbio no).


  • Cuando llegaste a España, ¿habías aprendido ya algunas palabras en español?
  • La reunión ya había empezado cuando apareció Teresa.
  • Al llegar al aeropuerto, vimos que todavía no habían abierto los mostradores de facturación.
  • Nosotros ya estábamos listos para salir, pero Gloria aún no había empezado a prepararse, así que tuvimos que esperarla.


Verbos reflexivos en pretérito pluscuamperfecto


Al emplear verbos reflexivos en pluscuamperfecto, hemos de colocar los pronombres (me, te, se, nos, os, se) delante del verbo. Veamos algunos ejemplos:


  • María ya se había dormido cuando llegaron sus hijos a casa.
  • No me había enterado de la noticia hasta que me lo contó Alfredo.
  • Nos habíamos sentado porque estábamos cansados.
  • Cuando llegamos a la cena, la mitad de los invitados ya se había ido.


Para terminar, ¿qué mejor que practicar? Para ello, puedes hacer este ejercicio con el pretérito pluscuamperfecto de verbos regulares e irregulares.