Palabras contrarias - Antónimos con prefijos

de Natalia Baena Cruces  •  En Vocabulario

Los antónimos son palabras que expresan significados opuestos o contrarios. Con frecuencia, las palabras contrarias son totalmente diferentes (alegría / tristeza, bueno / malo, etc.), pero en ocasiones se forman usando prefijos. Saber los antónimos, así como los sinónimos, de las palabras que vas aprendiendo, es una de las maneras más efectivas de enriquecer tu vocabulario en español. Veamos, por tanto, cómo se forman muchos de estos opuestos a través de la prefijación.


Algunos de los prefijos más habituales para formar antónimos son: -in, -im-, -i (especialmente en el caso de adjetivos o nombres) y -des (muy común en el caso de los verbos y ciertos adjetivos). Observa las siguientes palabras y sus opuestos.


Con el prefijo -in:


activo

inactivo

cómodo

incómodo

experto

inexperto

seguro

inseguro

seguridad

inseguridad


El prefijo -in puede variar según la letra por la que empiece la palabra. En concreto, se pueden transformar en -im, -i o -ir.


Con -im (cuando la palabra empieza por -p):


perfecto

imperfecto

previsible

imprevisible

posible

imposible

probable

improbable

posibilidad

imposibilidad


Con -i (si la palabra empieza por -l):


legal

ilegal

legítimo

ilegítimo

lícito

ilícito

lógico

ilógico


Con -ir (si la palabra empieza por -r):


racional

irracional

real

irreal

realizable

irrealizable

regular

irregular


Con el prefijo -des:


agradable

desagradable

conocido

desconocido

leal

desleal

confiado

desconfiado

honesto

deshonesto

aparecer

desaparecer

confiar

desconfiar

ordenar

desordenar


Hay otros prefijos que aparecen con menos frecuencia, pero que también siven para formar antónimos, como es el caso de - a, -anti y -contra.


Con el prefijo -a:


normal

anormal

típico

atípico


Con el prefijo -anti:


higiénico

antihigiénico

natural

antinatural


Con el prefijo -contra:


indicado

contraindicado

reforma

contrarreforma


Ahora puedes formar decenas de palabras gracias a los prefijos, siempre que tengas en cuenta qué significado añaden a la palabra a la que van antepuestos. Puedes empezar a practicar ahora mismo haciendo este ejercicio para formar contrarios.